Honores a San Sebastián

qpplaceholder
24 de enero, 2016 - 4:10 pm
Redacción Diario Qué Pasa

En el marco de la celebración día del patrono de Maracaibo el miércoles 20, estuve meditando en cuanto a la trayectoria de este santo mártir, en la ciudad y su presencia en el ámbito territorial del municipio. En primer término tenemos que todos los años, desde 1965 se celebra en su honor una solemne eucaristía, ofrenda floral, conferimiento de la Orden San Sebastián en primera y segunda clase, además de su respectiva procesión, que parte desde su altar en la Catedral de San Pedro y San Pablo, con un recorrido por las calles Obispo Lasso, Oriente, Padilla, Aurora y Carabobo, amenizada por música, banda show, con la compañía de sus fieles, quienes portan banderines rojos y blancos, que representan el estandarte de San Sebastián.

Su presencia material, está definida por dos estatuas pedestre ubicadas, en el Paseo Ciencias (calles 95-96) estatua principal y una de menor dimensión en el Mercado Turístico Artesanal San Sebastián en la avenida El Milagro, además de la imagen venerada de la iglesia catedral. En cuanto a sus honores tenemos en Maracaibo dos barrios con su nombre. El barrio San Sebastián, detrás de la urbanización El Pinar, sector la Pomona en la parroquia Manuel Dagnino y otro en la parroquia San Isidro. Es importante conocer que desde el siglo XIX hasta el año 1965 la municipalidad de Maracaibo celebraba el 20 enero día de la ciudad y el de su santo patrono con vistosos actos. Una vez aclarada la fecha y responsable por parte de la Academia de la Historia del estado Zulia de la refundación de Maracaibo en la persona del alemán Ambrosio Alfinger en la fecha 8 de septiembre de 1529, se acordó la celebración del Día de San Sebastián el 20 de enero, fecha que es establecida por el Vaticano para honrar a este santo francés y el 8 de septiembre el día de la ciudad, que este año llega a su aniversario 487º de la época post-hispana.

En una comparación histórica de los santos que llegaron con los conquistadores españoles e italianos, tenemos a Santa Lucía (Sicilia 283-Ibidem 304), mártir cristiana de tiempo del emperador Diocleciano, que llegó a Maracaibo en 1667. Ya en 1830 existía la parroquia civil de Santa Lucía y la eclesiástica de 1877 por decisión del presbítero Tomás Zerpa. Obviamente que la devoción por San Sebastián, fue envuelta por la advocación mariana de nuestra Virgen María del Rosario de Chiquinquirá, quien llegó sobre las olas del Lago de Maracaibo el 18 noviembre 1709, en la archiconocida tablita, para elevar nuestra admiración y fe por la Virgen María y convertirse en la patrona protectora de todos los maracuchos.

No obstante, es importante recordar y conocer a nuestro patrono San Sebastián, quien es de nacionalidad francesa y se educó en Milán. Fue un soldado romano, que formó parte de la guardia pretoriana imperial y el emperador Diocleciano, desconociendo que era cristiano lo nombra jefe de la primera cohorte del cuerpo militar que servía de escolta y protección a los emperadores romanos. Cuando manifestó su condición de cristiano, fue denunciado y descubierto ante el emperador Maximiano, quien ordenó ser condenado a morir saetado o flechado. Los soldados del emperador, sus compañeros los llevaron al estadio, lo ataron a un árbol y lanzaron sobre él una lluvia de flechas, dándolo por muerto. Sin embargo, una noble cristiana romana llamada Irene, recogió su cuerpo para sepultarlo y pudo constatar que estaba vivo y lo ocultó en su casa. Con su fe en Dios, fue en busca del emperador y le reprochó su conducta por perseguir a los cristianos. Nuevamente se ordenó su muerte, siendo azotado y descuartizado hasta matarlo, lanzando su cuerpo a las cloacas, misión que fue cumplida el 20 enero 288 dC. Por esa razón se convirtió en el patrono de los arqueros y atletas. Su llegada a Maracaibo fue en la segunda refundación realizada por Alonso Pacheco, cuando bautizó a la ciudad, como Nueva Ciudad Rodrigo de la Laguna de Maracaibo en 1569. Era evocado como protección de las flechas de nuestros aborígenes que defendían sus tierras. La devoción creció gracias a los milagros concedidos a la ciudad entre 1779 y 1884 para salvar a los maracaiberos de las calamidades públicas como la epidemia de la peste negra. Patrono de Maracaibo desde el año 1591, es decir, que estamos celebrando su patronato 425. Honores a San Sebastián. Contamos con vos! @funmara500.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente