El Zulia antiimperialista y algo más

qpplaceholder
30 de marzo, 2015 - 3:33 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La respuesta que el pueblo zuliano le ha dado a la convocatoria mundial para responderle pacífica y cívicamente a la afrenta del gobierno norteamericano contra la patria de Bolívar, ha sido cuando menos ejemplar, masiva y profundamente sentida. En las plazas, colegios, barrios, universidades, espacios de opinión e institucionales, la movilización alcanza apoyos muy superiores a los estimados. Y es que aquí sabemos de hacer patria y nación.

Desde aquí se construyó la Venezuela del siglo XX y se trazó un ideal de modernización con la huelga petrolera de 1936 que sacudió los cimientos del país rural que aún sobrevivía del siglo XIX. Si en alguna región del país se conoce lo que es la afrenta del extranjero es en la Costa Oriental del Lago, cuyos zulianos padecieron la discriminación y explotación del yanqui que llegó por el petróleo. En Cabimas, Lagunillas, Bachaquero, Tía Juana, se guardan en la memoria los agravios en carne y hueso y la infamia contra la dignidad patria cuando aún el país nacional estaba en construcción. El Zulia sabe de lo que trata eso de darle un para′o a la insolencia extranjera contra los recursos o nuestros gobiernos. Es una pena que aún la dirigencia opositora no lo tenga claro, de allí que esté tan lejos del alma popular.

Adicionalmente, la movilización regional contra el estrambótico decreto de Obama ha sido liderada por el Gobernador del Estado. El Gobierno regional se ha puesto al frente del sentimiento zuliano de indignación para canalizar las energías ciudadanas ante el agravio. ¿Qué hubiera pasado de no ser así y en la jefatura del Palacio de Gobierno estuviera uno de esos pitiyanquis que andan de moco suelto porque no les van a dejar entrar más a Miami? Pero no es así y existe un gobierno zuliano alineado con los más altos intereses de la patria, especialmente en circunstancias como las actuales. Ojalá ocurriera un pronunciamiento y una conducta similar de parte de la alcaldesa, pero no sabemos si está al frente de la gestión de gobierno en estos días santos o anda en alguna playa del Caribe.

Tips

√ La Cumbre de las Américas próxima en Panamá será un buen escenario para que el presidente Obama sienta el apoyo hemisférico absoluto en favor del proceso bolivariano y contra la injerencia de cualquier naturaleza que violente nuestros sueños de soberanía y autodeterminación.

√ ¿Cuándo rinde cuentas la alcaldesa? ¿Cuándo presenta su memoria y cuentos? ¿Las instancias de control parlamentario y contralor no le han pedido cuentas para que presente su balance de lo que fue el año 2014? Entendemos que no tenga nada que decir luego del año que nos ha hecho sufrir a los maracaiberos, pero al menos que diga en qué gastó el dinero. Dé cuenta de lo que está haciendo y de lo que dejó de hacer. Que nos presente un balance del estado actual de la ciudad y de su administración. Que nos diga en qué quedó su participación en la nefasta guarimba y qué le quedó a Maracaibo de sus reuniones con María Machado. Que hable y dé la cara.

√ ¿Al Instituto Municipal de Transporte Colectivo y Urbano de Pasajeros de Maracaibo (IMTCUMA) le tiene sin cuidado el estado de queso palmita que presenta la vialidad urbana? Comienzan a proliferar verdaderos cráteres «tragagentes» y «tragacarros» que solo la sensibilidad ciudadana adorna con una palmera o cualquier cosa para advertir al transeúnte del peligro de ser devorado por la desidia del IMTCUMA y sobre cuyos daños nadie responde. Y no es que estén escondidos. No!!! Están a la vista de todos en plena Delicias, La Limpia, El Milagro, por no hablar de la Curva. Hay uno nuevo en la esquina del antiguo 171 con Los Olivos que ya se ha «tragado» una viejita y dos carros.

√ Reclamamos con la urgencia del caso una política de estado para el oeste de Maracaibo. Las instituciones que hacen vida en la ciudad no pueden pasar por alto las dimensiones que ha alcanzado el mundo suburbano que se ha levantado hacia el oeste. Las condiciones sanitarias, salud y de saneamiento especialmente alcanzan cotas de verdadera emergencia. Sin hablar del estado de la infancia y juventud. ¡Política de estado para el oeste de Maracaibo!

Comente