El imperialismo se llena de libretos

qpplaceholder
23 de marzo, 2014 - 2:43 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Todavía el imperialismo no ha podido darle un golpe de Estado al Gobierno Bolivariano; gracias a un pueblo en su entendimiento cívico militar. Sin embargo, la respuesta nuestra todavía no es de clase, sino de una masa que admira a Bolívar y a Chávez ––como al hacedor de una República con libertad social, y al continuador de su pensamiento y su obra antiimperialista e integracionista latinoamericano y caribeño––, pero que aún no precisa su esencia proletaria.

El imperialismo ha activado sus núcleos fascistas en Venezuela, en una primera fase de un libreto mortal para robarnos el país; pero este primer capítulo ha sido derrotado por la paciencia, la tolerancia y la tenacidad de las masas patrióticas cívico-militares, y su Gobierno Bolivariano, que no respondieron a la violencia nazi con más violencia, sino que por el contrario con las manos extendidas y con hermandad, le antepusieron y le anteponen el diálogo de paz y convivencia.

Ante el fracaso de esta fase del libreto ucraniano nazi fascista, primaveral con sus colores y sus manitas blancas, el imperialismo activa un segundo libreto nazi-fascista. Primero, el enemigo imperialista ha utilizado a Voluntad Popular, el primer partido de extrema derecha de toda la historia capitalista venezolana; y ahora para iniciar esta nueva estrategia de su dentellada, en contra del Gobierno que apoyan las mayorías de nuestro pueblo, el departamento de Estado activa el libreto sirio.

El imperialismo ha escogido a Primero Justicia, segundo partido de extrema derecha para aplicar este libreto sirio, esperando está vez dar su anhelado golpe de Estado al Gobierno Bolivariano, que encabeza el compañero presidente obrero, Nicolás Maduro. Recordemos que en días pasados estuvo en Maracaibo, Julio Borges, el nazi-fascista y principal dirigente de PJ. Juramentó, según él, 300 comités de defensa del pueblo. Estas supuestas organizaciones populares, que el imperialismo activó en Siria, no estaban integradas por la población civil que estaba siendo agredida por su soldadesca, sino por mercenarios paramilitares importados, que armados hasta los dientes dispararon y disparan contra la población.

Dada la presencia paramilitar en Venezuela, resulta alarmante que Julio Borges active estos comités de supuesta defensa del pueblo. La mayoría del pueblo venezolano está siempre dispuesta a defender la Patria y su Gobierno Bolivariano. En el marco de la elevación de la lucha de clases, no tenemos otro camino que avanzar en la organización de las masas, y la inteligencia social para conjugar la amenaza  de este nuevo ataque del imperialismo en contra de Venezuela y de la integración latinoamericana y caribeña.

Comente