Derechos Humanos y que arda la Unefa

qpplaceholder
25 de marzo, 2014 - 3:35 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Durante las últimas semanas la violencia premeditada y alevosa ha tomado blancos verdaderamente impensables.

Si el llamado a descargar «la arrechera» de Capriles el 15 de abril de 2013, asedió y quemó centros de salud, lo cual parecía el límite de la locura fascista, ahora los «estudiantes» han quemado universidades, en un hecho de trascendencia histórica mundial, más por el significado troglodita y fascista que supone la quema de una casa de estudios, que por el daño que hayan podido hacer a la Revolución Bolivariana.

Por qué quemar la Unefa?, si la protesta es contra el Presidente y el Gobierno Revolucionario, por qué unos «estudiantes» atentarían contra una casa de estudios?, pues por la sencilla razón de que no son estudiantes, sino paramilitares y además porque los cabecillas de estas bandas terroristas (algunos de ellos tras las rejas en la cárcel de Ramo Verde y otros paseando por la OEA), buscan con estos crímenes impactar la moral de los revolucionarios y la Fuerza Armada atentando contra un símbolo irrefutable del binomio cívico-militar que da fuerza a esta revolución. La «Unefa abierta al pueblo» es el mayor legado de nuestro comandante Chávez para garantizar la paz, su funcionamiento nos dice día a día que militares y civiles estudiando, pensando y proponiendo soluciones para los problemas del país, de forma conjunta, unidos, es garantía de que nunca más la Fuerza Armada esté de espaldas al pueblo.

Por último, denotan en su accionar los violentos, el profundo sentimiento clasista que les hace creerse superiores a los demás, quemar una universidad del pueblo es gritarle en la cara a los venezolanos que no somos merecedores de estos derechos que la revolución ha consagrado y defiende día a día. Atentar contra la universidad es la mayor demostración de su desprecio por el pueblo y el temor que le tienen a su organización.

Comente