Cumaná, Coro y Maracaibo 2029

qpplaceholder
8 de diciembre, 2013 - 1:57 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Estas tres capitales venezolanas tienen un denominador común definido por el cumplimiento de sus 500 años de fundadas en el siglo XXI. Cronológicamente tenemos que Cumaná lo celebrará el 27 de noviembre de 2015; la capital sucrense fue fundada por el monje franciscano Fray Pedro de Córdova en 1515. Luego le corresponde a Santa Ana de Coro, fundada el 26 de julio de 1527 por Juan de Ampies. Finalmente nuestra Maracaibo, que el 8 de septiembre de 2029 celebrará los 500 años de fundada por el alemán Ambrosio Alfinger, conquistador de la familia Welser. Posteriormente, viene la ciudad larense El Tocuyo (1545) y nuestra capital Santiago de León de Caracas (1567).

Ya en el oriente del país comenzaron los preparativos y planificación para la celebración en Cumaná de sus 500 años en el 2015. De hecho, ya fue creada la comisión presidencial para esta celebración, presidida por David Velásquez. De la misma forma, en la ciudad de Santa Ana de Coro se ha comenzado a pensar en el coro del medio milenio en 2027, con su consigna de orgullo «Soy Coriano». El Colegio de Ingenieros Seccional Falcón presentó un proyecto que considera la recuperación de distintas áreas, como turismo, desarrollo urbanístico, la infraestructura vial y servicios.

Todas las iniciativas planteadas son plausibles y nos comprometen a nosotros a trabajar desde ahora por la Maracaibo 2029. Tenemos 16 años para hacer diagnóstico, evaluación, planificación y construcción de la ciudad que queremos y soñamos para nuestras generaciones de relevo. Sin menoscabo de lo planificado para Cumaná y Coro, el caso Maracaibo 2029 es de mayor envergadura por su condición de ser la segunda ciudad de Venezuela y la idiosincrasia maracucha, que tanta historia ha escrito en los anales venezolanos.

En un análisis objetivo y con el interés de despertar el empoderamiento maracucho y encender la llama de la participación en la construcción de la Maracaibo 2029, vamos a seguir insistiendo en generar sinergia entre los sectores públicos y privados para participar en la conceptualización y desarrollo de los proyectos desde el punto de vista de valores ciudadanos, urbanos, ambientales y patrimoniales, que garanticen una urbe moderna, sobre escenarios de ciudades educativas, digitales, inteligentes, ambientalistas y tecnológicas con características de ciudad humanística, inclusiva y participativa.

Considero que debemos arrancar el 2014 pensando en la corresponsabilidad que tenemos para el 2029 y nuestra decisión de participar en este magno proyecto que le permitirá a los maracuchos del futuro, vivir en una ciudad con estándares de calidad de vida, como Sidney (Australia), Zúrich (Suiza), Singapur, Curitiba (Brasil) y Montreal (Canadá). Las puertas del venidero año 2014, se abren con nuevas autoridades municipales, quienes tienen un 25% de responsabilidad en la construcción de la Maracaibo 2029, 15% gobernación y 10% Gobierno nacional, es decir, un 50% a nivel gubernamental y el otro 50% corresponde a los actores públicos y privados que forman la sociedad maracucha, marabina o maracaibera. Todos tenemos nuestra ubicación estratégica y ámbito de actuación. Recordemos dos parámetros básicos: se debe construir sobre lo construido y la Maracaibo 2029 debe nacer desde abajo (bottom) hacia arriba (up), que es el criterio aplicado en Planificación Estratégica Urbana. En maracucho, nos toca a todos participar y elevar las propuestas a los tres niveles de gobierno, en función de sus competencias, para su consideración y ejecución. ¡Contamos con vos! @funmara500.

Comente