A propósito de los 106 años del Himno

qpplaceholder
23 de agosto, 2015 - 3:32 pm
Redacción Diario Qué Pasa

En el marco de la celebración de los 106 años del Himno del Zulia, tuve la oportunidad de ir a un inmueble patrimonial, ubicado en la Av. 4 (Obispo Lazo), entre las calles 93 (Padilla) y 94 (Carabobo), donde funciono la antigua ermita de San Buenaventura, restaurada como Templo Bautismal, para la conmemoración del Bicentenario del Natalicio del General Rafael Urdaneta. Actualmente funciona el Panteón Regional del Zulia desde el año 95. Antes de entrar, es obligado detallar al lado derecho la Plaza de la Herencia y al izquierdo la Sede del Museo Arquidiocesano. Al entrar se siente una energía histórica espectacular y una luz divina, producto de los pasajes bíblicos tallados en madera en sus paredes .Esto es obra de los artistas, curas peruanos Villarruel en 1988. Finalmente en el área central del salón, nos encontramos con un imponente mausoleo de mármol y cobre, cuya capacidad es de 36 nichos o sarcófagos, donde descansan un grupo de ilustres zulianos, destacados en la política, poesía, música, entre otras actividades sociales y culturales. Solo como referencia, podemos mencionar a Venancio Pulgar, Udón Pérez, José Antonio Chávez y Ricardo Aguirre.

Es obvio que la celebración del aniversario de nuestro Himno estatal, en este recinto patrimonial, marca un reencuentro con sus autores, el poeta Udón Pérez (1871-1926) y el músico José Antonio Chávez (1854-1933). Por esa razón es importante repasar la historia del conocido «Sobre Palmas», que fue oficializado, según Decreto Ejecutivo del 15 agosto de 1909, producto del concurso promovido por el presidente del Zulia José Ignacio Lares Baralt, el 29 de abril del mismo año. La iniciativa de la necesidad, de que el estado Zulia tuviera su propio himno, fue del editor y periodista maracucho Eduardo López Rivas (nicho 34 del panteón), quien insistió con el planteamiento, a pesar de haber sido rechazado en varias oportunidades, producto de sus artículos de denuncias contra los abusos del Gobierno. En 1908 se presentaron condiciones favorables, ya que nombraron presidente a un humanista, escritor y político, descendiente de padre andino y madre de origen zuliano, familiar nada más que de Rafael María Baralt, nos referimos a José Ignacio Lares Baralt.

En cuanto al concurso, fue coordinado y contó con el apoyo logístico de Eduardo López Rivas, responsable de la redacción de las bases y condiciones del concurso, que fue publicado ese 29 de abril, cubriendo la letra y música del himno zuliano. Para seleccionar la letra el jurado estaba integrado por Eduardo López Rivas, José Antonio Chávez y Clodomiro Rodríguez, mientras que para la música estaba formado por Leopoldo Sánchez, Marcos A. Ramírez y Joaquín Baralt. El 5 de julio 1909, se conocieron los resultados, que daban ganador del premio para la letra el poeta Udón Pérez. El premio para la música fue declarado desierto en virtud de la participación de José Antonio Chávez, que era jurado de la letra. Lo cual obligó a una nueva convocatoria, resultando ganador el jurista y músico José Antonio Chávez. El 15 de agosto en los actos de conmemoración del descubrimiento del Lago de Maracaibo, se emitió el Decreto que autoriza el himno, con su letra y música, como oficial y además el reglamento que rige su uso. Los asistentes a este acto, en la sede del Poder Ejecutivo del estado Zulia, es decir el Palacio de los Cóndores, disfrutaron por primera vez, esta joya musical, orgullo de todos los zulianos. El 18 de febrero de 1910, el nuevo Presidente Provisional del estado Zulia, Alejandro Rivas Vázquez, decreto la impresión y difusión del símbolo regional y su distribución en las escuelas. La partitura con las notas y la letra del Himno del Estado Zulia, fue impresa y publicada por su promotor Eduardo López Rivas en la Imprenta Americana, como parte de la edición extraordinaria del diario El Fonógrafo, el día 19 abril 1910. Finalmente es menester resaltar la iniciativa de un grupo de auténticos zulianos de realizar de forma permanente y sostenida este tipo de actividades, que nos permiten refrescar la memoria histórica regional y reflexionar sobre la importancia de los simbolos patrios Nacionales, Regionales y Municipales, para la formación de los jóvenes de la Maracaibo 2029.

Contamos con Vos! @funmara500.

Comente