A propósito de Cultura Metro

qpplaceholder
17 de mayo, 2015 - 3:56 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La llamada Cultura Metro se inicia en Venezuela, el 3 de enero de 1983, cuando entra en operaciones la línea 1 del Metro de Caracas, con un recorrido de 6.7 km en el eje Propatria-Palo Verde, con ello se establece un espacio público en al ámbito territorial de la ciudad con normas de conductas y reglas ciudadanas diferentes a las vigentes en la calles, avenidas y otros ambientes públicos caraqueños. Esto motivado por un entorno físico donde los usuarios encuentran un servicio inédito de transporte público, con comodidad, rapidez y seguridad, que los obliga a modificar su patrón de conducta ciudadana. Es obvio que el crecimiento poblacional de nuestra capital ha ido mermando la calidad de servicio y en consecuencia afectando la llamada Cultura Metro.

Esta Cultura Metro también suele verse cuando la gente ingresa a sitios especiales, tales como iglesias, hospitales y cementerios, donde adoptan una actitud correcta, educada y armónica, este fenómeno es producto de la llamada dinámica del entorno. La relación de los seres humanos con su entorno es dinámica de mutua influencia.

El entorno afecta de manera variable al ser humano, mediante una serie de estímulos sensoriales, tales como vista, oído, olfato y tacto, que generan respuestas basadas en las particularidades de cada individuo. En el caso de los sistemas metro los ciudadanos encuentran un conjunto de estímulos que inciden positivamente en su comportamiento, entre ellos tenemos, un trato especial por un personal entrenado y con vocación de servicio, una oferta de servicio que le garantiza rapidez, comodidad y seguridad en un ambiente agradable, limpio, iluminado con información y orientación adecuada para el uso del sistema, con una oferta tarifaria económica y orientación ante contingencias y primeros auxilios.

Podemos afirmar que el sistema metro, genera una nueva cultura en una ciudad, que incide positivamente en la integración social. Recordemos que en los vagones de un metro conviven personas de todos los niveles económicos, procedencias y profesiones. Gente de todos los aspectos, aromas y colores. Es decir, que más allá de ser una solución al transporte público, constituye un factor de desarrollo integral con efectos colaterales en lo social, económico y cultural. Además las estaciones del sistema metro son elementos georeferenciales, que cambian la cosmovisión de ciudad, con un mapa mental para la ubicación de los ciudadanos. En conclusión el metro es calidad de vida, por su contribución al mejoramiento de la contaminación ambiental, aportes para el desarrollo de espacios públicos para la recreación, deporte y cultura en su entorno, potenciando el desarrollo social, económico y comercial. Inclusive introduce un nuevo código semántico ya que pasa de ser un metro, como unidad de medida, y se convierte en un símbolo de ciudad y referente geográfico para el encuentro, ubicación espacial o un foco de identificación turístico, comercial, social y habitacional.

Para el caso del Metro de Maracaibo, con su línea 1 en el tramo Altos de La Vanega-Las Playitas, sobre un recorrido de 6.5 km con las 6 estaciones, es decir, Altos de La Vanega, El Varillal, El Guayabal, Sabaneta, Urdaneta y Libertador, el impacto social desde el inicio de operación comercial, el 21 de enero de 2008, ha sido altamente positivo, con los mismos efectos que hemos descripto anteriormente para este tipo de transporte masivo. Aunque se debe reconocer que actualmente existen fallas en lo urbano, por cuanto no se ha culminado la intervención urbanística del corredor Sabaneta.

Ahora bien, para la construcción de la Maracaibo 2029, debemos iniciar ya, la fase de la construcción de la cultura maracucha, es decir, nuestra Maracaibo, requiere de ciudadanos con una cultura urbana, social y ciudadana, que le desarrolle un sentido de pertenencia e identidad por la Maracaibo mía, siempre mía de Udón Pérez. Se requiere el establecimiento de un sistema de lugares, donde todos los mensajes de educación ciudadana, estén conceptualmente relacionados y formen parte del proyecto Maracuchos 2029. Contamos con vos!.

@funmara500.

Comente